ECOS y los floristas aragoneses engalanan a la Virgen del Pilar en el día de su Venida

Gladiolos, liliums, astromelias, claveles y anastasias han compuesto la cesta floral que ha ofrecido este martes la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia (ECOS) y la Asociación de Floristas de Aragón para conmemorar el 1978 aniversario de la Venida de la Virgen del Pilar a Zaragoza.

La patrona de la ciudad se convierte en protagonista de la capital aragonesa cada 2 de enero, con la entrada del nuevo año. Además, desde el comercio zaragozano aprovechan esta jornada para pedirle protección para el nuevo año.

“Es un momento muy emotivo porque la Federación de Empresarios de Comercio, y toda la ciudad de Zaragoza, siempre hemos tenido una gran devoción por la Virgen del Pilar”, ha destacado el presidente de ECOS, José Antonio Pueyo, en esta ofrenda que se consolida como toda una tradición, ya que este 2018 es el quinto año que la Federación la celebra.

A través de este acto, ECOS se acerca todavía más a la Basílica del Pilar, emblema de la capital aragonesa al que quisieron reconocer con el Premio ECOS 2009 “por lo que supone como atracción turística para la ciudad de Zaragoza y, por lo tanto, para el comercio”.

La Asociación de Floristas de Aragón, así como el resto de asociados de ECOS, no han dudado en unirse a este acto litúrgico.